• Barrios Latinos

Las palabras vuelan en Colombia

#COLOMBIA


Recién tuve la oportunidad de ver en el Festival de Cine Juvenil de Lyon - que vale absolutamente la pena - un documental sobre un joven rapero de Colombia, titulado "Les sages - N°1". Filmado por Lisa Di Beo y Rémy Vissier, este cortometraje de 15 minutos muestra el viaje de Jota Hache, una estrella prometedora de la ciudad de Medellín. En este documental, las escenas de freestyle grabadas demuestran su innegable talento para jugar con las palabras, descubrimos su historia personal, entretejida con la violencia inherente a su ciudad y país de nacimiento.

Es un retrato fuerte que ofrecen los directores: este joven, que ni siquiera tiene veinte años, ha visto a muchos de sus amigos caerse en el abismo de las drogas y la violencia. Desafortunadamente, a menudo hasta perder la vida… Para Jota Hache, por suerte, el rap llegó como un salvador, y le permitió ver la luz. Un tipo de revelación religiosa, con Nas y Tupac en lugar de la Virgen María.

Hoy intenta abrirse camino, multiplicando sus esfuerzos: vídeos rodados con los medios a su alcance, fundando su propio sello discográfico con algunos amigos, produciendo un primer álbum que saldrá a la venta el 16 de octubre. También podemos verlo, en escenas conmovedoras, dando "lecciones" de escritura de rap a un niñito: sí, el rap es definitivamente más que una simple escapatoria materialista rebosante de egotrip. Es sobre todo una forma de expresarse, de echar una nueva mirada al mundo, de emanciparse de los caminos ya trazados.


Lo habrás entendido, me gustó mucho esta película, y al verla se me abrió un apetito muy especial, que conocemos bien aquí en Barrios Latinos, el apetito musical, el hambre de novedad y la sed de descubrimiento! Salí de esta proyección con la cabeza llena de nuevas preguntas: ¿cómo llegó el rap a nacer en Colombia? ¿Por qué este país tiene esta reputación de violencia, y es sólo una reputación? ¿Cuál es el estado actual del rap allí?


Una breve historia de la Colombia moderna

Creo sea interesante, en primer lugar, echar un vistazo a la historia reciente de Colombia, para aclarar el contexto histórico del rap en ese país. De hecho, la violencia ambiente que parece haber sido constante desde la independencia del país contribuyó indudablemente a la aparición del rap, música contestataria por excelencia.


La nación colombiana tardó mucho tiempo en construirse sobre los restos del imperio colonial español del que Simón Bolívar la había liberada. El resultado es una construcción frágil, dados los acontecimientos extremadamente violentos que Colombia ha experimentado y sigue experimentando.


Los liberales y los conservadores han estado en constante confrontación por la supremacía política, una confrontación que alcanzó su triste climax con el episodio de la guerra civil que desgarró el país entre 1948 y 1953, apodado "La violencia". Con más de 200.000 muertos, estos años terriblemente oscuros sólo sirvieron de matriz para las diversas batallas que el país ha conocido hasta hoy, entre la guerrilla y el Estado ayudado por las milicias paramilitares.


Los diversos intentos del poder político por traer la paz han dado lugar a acuerdos vacilantes, a menudo dando aún más poder a estos grupos no estatales. Es en este clima altamente conflictivo que JH crece y da sus primeros pasos en el rap. Fue testigo de los enfrentamientos entre el ejército del gobierno y la guerrilla, con incursiones de grupos paramilitares en barrios pobres de Medellín, que dieron lugar a detenciones, ejecuciones y secuestros.


Se trata de un telón de fondo extremadamente violento con una cultura de la droga omnipresente (Pablo Escobar permanece en todas las mentalidades, y lamentablemente sigue inspirando a muchos jóvenes hoy en día). Pero si hay un punto positivo en toda esta movida, es quizás que da al rap un terreno fértil para crecer...

Revisar el rap colombiano

El rap llegó en los años 80 cuando las canciones gringas empezaron a circular por los barrios pobres de Medellín, Cali y Bogotá. Sólo se demoró unos pocos años para que surgieran bandas y lanzaran álbumes, como La Etnnia y Gotas de Rap. La letra siempre ha sido comprometida, irreverente y sincera. El rap es la palabra de la calle, y difunde un discurso sobre sí misma y el mundo, sin la influencia de las compañías de discos. De hecho, el reggaeton es la única música interesante para ellas allí. Como resultado, justo cuando algunxs raperxs empezaban a dar un enfoque un poco más comercial a su música, las grandes discográficas no lxs siguieron, obligando a lxs artistas de hip-hop volver a la calle. (para bien o para mal, decidirás tu)



Resulta una música mucho más bruta, en el espíritu de la vieja escuela. Son comunes los instrumentos de la vieja escuela, con muestras de jazz y loop de tambor, y hacer trap está bastante mal visto en el rap. Ser un purista no es un insulto, así parece…


El énfasis está en la realidad, la autenticidad, la honestidad: tienes que hablar de lo que tienes delante, criticarlo, y llevar las demandas sociales y políticas con tu micrófono. Algunxs raperxs incluso participan en la vida de su barrio: el rapero K 38 de Bogotá participa en el programa "Chocolate Y pan", que consiste en distribuir pan con chocolate y chocolate caliente a los desfavorecidos de la capital. Así que está claro que el aspecto de crítica social original del rap es muy importante para la escena colombiana.

Pero no sólo hay rap de la vieja escuela en Colombia: algunos artistas intentan dar una ola de cambio den el rap con su música, con letras más lígeras e instrumentos que privilegian al swing y al groove.

Es el caso de ChocQuibTown, una banda de la ciudad de Cali liderado por una carismática rapera. Desde su estreno a mediados de los años 2000, se han distinguido con producciones muy personales, rebuscando alegremente en el hip-hop, la música electrónica y los géneros más tradicionales de Colombia. Los temas de la banda son mucho más bailables y dinámicos, lo que al público le gusta bastante, ya que la banda es inmensamente popular en América Latina. Sin embargo, podemos lamentar un sonido más consensual en los últimos lanzamientos, el toque único de la banda se ha desvanecido en lo que es más popular hoy en día, o sea, el reggaeton (todavía.. definitivamente reggaeton).

También tenemos que mencionar la increíble banda LosPetitFellas, creada por 5 instrumentistas en 2006. Tienen la particularidad de incorporar instrumentos verdaderos a su sonido, creando una mezcla única de soul, blues, funk y por lo tanto hip hop. Es creativo y terriblemente animado. Sólo hace falta escuchar el tema Buenos Dias, uno de sus últimos lanzamientos, para convencerse. Tuve piel de gallina a la primera escucha, sin entender una sola palabra de lo que decían. Esa es la magia de la música, ser capaz de tocar nuestros corazones a través de nuestros tímpanos. Sin ningún efecto secundario indeseado.

Pero hay muchas más bandas increíbles por descubrir: la escena colombiana está en un camino muy ascendente, y constantemente están surgiendo artistas innovadores. Es el caso en Medellín, donde las mujeres también hacen oír su voz, a menudo eclipsada por los hombres. Este es el caso de Shorai, que trae un bienvenido toque femenino en un ambiente que aún es demasiado masculino... La ciudad de Medellin por fin puede revelar un lado mucho más brillante, el de una ciudad llena de creatividad e innovación. Ahora entenderás mejor por qué fue elegida en 2013 como la "ciudad más innovadora", por delante de Nueva York y Tel Aviv.


Pero el movimiento es nacional y se la suda tanto de las etiquetas como de los géneros. Podemos ver algunas infiltraciones en el trap, como la que hace Ángel Dumile de Bogotá, pero muchos perfeccionistas siguen tratando de empujar la vieja escuela que aún no explotó todo su potencial, como Noiseferatu o Jota Hache, el tipo que empezó todo el asunto.

Te invito, ferviente lector(a), si me has seguido hasta el final, a continuar tus descubrimientos escuchando la lista de canciones que te preparé con mucho amor. No dudes ir a ver todos los enlaces de estos artistas, su música carece terriblemente de vistas en las plataformas... ¡Sus oídos se lo agradecerán!


La playlist también está disponible en Youtube por aquí!


Yanis


 

Graphiste : Alice Carnec