• Barrios Latinos

Vibra Alto : una gran familia de percusionistas

Mis à jour : avr. 24

Después de esta noche increíble al carnaval de Salvador de Bahia, pudimos encontrar a Mauro de Vibra Alto, director de esta grande familia de percusionistas de Samba Reggae que nos animó tanto el corazón y las piernitas.


La historia de la banda y su filosofía


Mauro descubre el mundo de la música hace 7 años cuando después de una ruptura busca encontrar nueva gente. Ahí integra una banda de su barrio y descubre las percusiones y sus milagros.


“Descubre un mundo increíble, donde puedes crear relaciones con personas de todos lados”


Después de esta revelación, siguió clases de música durante dos años. Luego lanzó Vibra Alto con dos compañeras de la formacion actual del grupo, con un objetivo claro : “compartir esa vibra que se generaba cuando tocamos juntos intentando llevarla siempre a lo más alto posible”. Cinco años después, la banda se encuentra en Salvador de Bahía para el carnaval el más dinámico e intenso, “donde nació la música que nos une”.


Esta banda se forma ahora de 18 percusionistas. Mauro la ve como una gran familia, lo que se siente por el público.


“La gente siente más esa sensación de un grupo humano que transmite algo positivo cuando toca e intenta contagiar esta energía.“



Esta onda no se creó sola y llevo mucho tiempo construir ese ambiente grupal en Vibra Alto.. Al final, es la voluntad de crear una sincera solidaridad entre los músicos que importará más que todo. Más allá de lo que tiene que ver con su educación musical inicial.



“yo vengo de la murga porteña que es un escalón digamos más abajo socialmente, y se vive el carnaval mucho más intenso, pero también aprendi ahí que los grupos de pertenencia psicológica son muy importantes para la vida social de todos, intento lograr que el grupo sea un grupo de pertenencia para todos los que estan ahi adentro. Y que la gente se siente identificado con el grupo y sepa que si hay un problema lo pueda plantear, y que se le puede dar una mano, si no puede pagar la sala, si no puede comprar ese tambor o venir al viaje ...“


Esta identidad basada en la solidaridad y el compañerismo se transmite en sus presentaciones y representan a este grupo dentro una gran familia de los percusionistas del Samba Reggae. 


Venida a Brasil y mestizaje cultural


Este viaje a Salvador fue revelador para la banda. Era la primera vez que tocaban tanto tiempo y fuera de su país. A Mauro le cuesta describir esta fuerte experiencia por la piel de gallina que le provoca solo al mencionarla. Ahora están más motivados que nunca para llevar todo lo que aprendieron ahí a Argentina y agradecen a Tambores e Cores, la batucada brasileña que les invitó a tocar, les prestó los tambores y les abrió las puertas de su ciudad y casa.


Vigilando su lavadora, Mauro nos explica que antes de tocar a Salvador, sus shows solo eran de aproximadamente 30 minutos. Esta participación al carnaval les exigió una preparación sin precedentes.


La banda suele reunirse una vez a la semana, esta vez tuvieron que juntarse mas y en contextos de calle para practicar la parte musical pero también la resistencia física, clave para el show : cada percusionista toca de un tambor diferente que corresponde a un rol fijo y al mismo tiempo baila.


Mauro como director canaliza toda la energía con un soporte psicológico incondicional : les lleva agua, les guía con apoyos “¡con más fuerza te quiero escuchar!”, señala los cambios de ritmos, aleja los pelotudos para que el osmosis se cree entre el público y la banda para que todo el mundo disfrute. Pero le importa aclarar que no es “jefe” de Vibra Alto, es el director de una banda que funciona de manera horizontal.


Proyectos para el futuro


Esta experiencia llena de humanidad y de apertura dejó Vibra Alto extático y lleno de energía para seguir su camino. Como nos explica Mauro, las ambiciones no son excesivas, solo “tocar 5 minutos más”, “seguir mejorando musicalmente juntos hacia donde el corazón nos llevará, disfrutarlo y compartirlo. No más, no menos”.


Pero sentimos que detrás de estas palabras humildes, los sueños rebosan : mezclar los géneros (trabajan ahora en un popurrí de Ile Aiye para una grabación con un cantante local @elbardito). Desean seguir organizando conciertos y viajar (En Europa por ejemplo, donde fue uno de sus profesores Ezequiel Szusterman con las bandas Sambastone y Pomelé), seguir encontrando a gente y nuevas inspiraciones…


Aquí Vibra Alto se inscribe en la filosofía de la samba, en esta voluntad de mezclar influencias y géneros…


“Creo que la gente que se hermetiza y se pierde esa se queda parada en una sola ramita de un arbol gigante, que bueno que tiene muchos colores, que tiene muchos sabores, que tiene muchas intensidades y que esta bueno poder transitarlas todas”


Si nunca lo experimentaste y la ocasión se presenta, te aconsejamos ir a Salvador (solo en barco o de pie, cuidemos nuestro planeta), sobre todo si ahí toca Vibra Alto. Será la ocasión se abrazarles porque después de la emoción que sentiras, solo podrás estar de acuerdo con Mauro que nos dice que los abrazos, es para sentir, no para pensar… Gracias a Mauro por compartir su experiencia y a Vibra Alto por este show increíble que todavía nos llena la mente de buenas vibras.


Descubre más sobre el Samba Reggae con la primera parte de nuestro encuentro con Mauro



Tanguy, Sophie, Elise


96 vues2 commentaires
 

Graphiste : Alice Carnec